Publicado el Deja un comentario

Diario – 8 de Septiembre de 2020

Dicen que Mark Twain pensaba que la diferencia más importante entre la ficción y la realidad, es que la ficción necesita ser creíble.

Hace ya muchos años, durante una clase de teoría literaria, el profesor quiso explicarnos de una manera muy sencilla en qué consiste la verosimilitud:

“Es totalmente verosímil que Superman estire la capa y levante el vuelo; pero sería completamente inverosímil que Espartaco hiciese lo mismo, mientras pelea en la arena del circo”

Es decir, en esencia la verosimilitud ha de ajustar los detalles al contexto. Y además con exactitud. La exactitud es la medida mediante la cual evitamos la distorsión o el error.

Pero con los años te das cuenta de que la exactitud en los detalles para que algo sea verosímil, depende sobre todo de que éstos no sobren. Porque en la práctica siempre puede faltar algo, y entonces se busca.

El problema surge cuando los detalles sobran.

Y aunque como Twain, yo también creo que la realidad puede en ocasiones resultar inverosímil, lo cierto es que la gran mayoría de la información que recibimos, y decidimos aceptar o no, no trata sobre la “verdad”, sino sobre su “verosimilitud”.

Así que, atención a los detalles.

Publicado el Deja un comentario

Claves para un pensamiento más crítico & creativo

√ Define con claridad tu propósito y sus correspondientes objetivos.
√ Centra tu atención en ello.
√ Recuerda que la atención te permite: sugerir, descartar o confirmar pensamientos y/o acciones.
√ La planificación previa es mucho más importante de lo que hayas podido considerar hasta ahora.
√ Pero mantén predisposición permanente para modificar los planes.
√ Tu capacidad crítica te enfrentará a tus propias auto-limitaciones.
√ Ten presente que todas las personas somos egocéntricas en algún grado.
√ Lo más difícil será siempre considerar el punto de vista ajeno.
√ Nunca olvides que tener razón consiste, en que tú crees que la tienes. Pero nada más.
√ Cometer errores pensando es inevitable. No existen excepciones.
√ La forma más fácil de persuadir es a través de las emociones.
√ La forma más poderosa de persuadir es a través de la lógica.
√ Pero la lógica exige que “el contenido” sea verosímil.
√ Y para que algo sea verosímil debe contener los “detalles exactos”. Ni de más, ni de menos.