Publicado el Deja un comentario

Diario – 20 de Marzo de 2020

Nunca exijas a nadie aquello que tú serías incapaz de hacer, ni aún cuando te pagasen por hacerlo.

Porque si eres incapaz de hacerlo, significa que no sabes cómo se hace. Y si no sabes cómo se hace, tampoco puedes juzgar correctamente lo que se está haciendo.

Pídelo. Espéralo. Pero no lo exijas, porque con cariño todo sale mucho mejor.

Publicado el Deja un comentario

Diario – 11 de Marzo de 2020

No es posible estar quejándose de un problema, y encontrar la solución adecuada al mismo tiempo. O una cosa o la otra.

Son estadios diferentes. Como mucho, las quejas pueden servir para que otros encuentren la solución por mí. Aunque esto me deja expuesto a que dicha solución tampoco me guste (… y vuelta a empezar).

Cuando un problema excede mi capacidad de hacer «algo», lo único que puedo hacer es adaptarme al entorno, que por otra parte, resulta ser una de las principales características del ser humano. Y aunque parezca extraño, ya estoy resolviendo buena parte del problema.

Publicado el Deja un comentario

Claves para un pensamiento más crítico & creativo

√ Define con claridad tu propósito y sus correspondientes objetivos.
√ Centra tu atención en ello.
√ Recuerda que la atención te permite: sugerir, descartar o confirmar pensamientos y/o acciones.
√ La planificación previa es mucho más importante de lo que hayas podido considerar hasta ahora.
√ Pero mantén predisposición permanente para modificar los planes.
√ Tu capacidad crítica te enfrentará a tus propias auto-limitaciones.
√ Ten presente que todas las personas somos egocéntricas en algún grado.
√ Lo más difícil será siempre considerar el punto de vista ajeno.
√ Nunca olvides que tener razón consiste, en que tú crees que la tienes. Pero nada más.
√ Cometer errores pensando es inevitable. No existen excepciones.
√ La forma más fácil de persuadir es a través de las emociones.
√ La forma más poderosa de persuadir es a través de la lógica.
√ Pero la lógica exige que “el contenido” sea verosímil.
√ Y para que algo sea verosímil debe contener los “detalles exactos”. Ni de más, ni de menos.

Publicado el Deja un comentario

Diario – 23 de Enero de 2020

Lo verdaderamente importante es el propósito. Y no el objetivo. El objetivo es tan sólo un pequeño paso en el camino. Es el propósito lo que define el camino a recorrer.

Si te obsesionas con el objetivo, perderás de vista el propósito, y éste se desvirtuará. Si alteras la naturaleza de tu propósito, éste se tornará inalcanzable. Por eso no puedes fiarte nunca de aquello que, pareciendo adecuado, se lleva a cabo por el motivo equivocado. La clave siempre reside en el por qué del camino (problema) y el para qué del camino (propósito).