Publicado el

Diario – 11 de Marzo de 2020

No es posible estar quejándose de un problema, y encontrar la solución adecuada al mismo tiempo. O una cosa o la otra.

Son estadios diferentes. Como mucho, las quejas pueden servir para que otros encuentren la solución por mí. Aunque esto me deja expuesto a que dicha solución tampoco me guste (… y vuelta a empezar).

Cuando un problema excede mi capacidad de hacer algo, lo único que puedo hacer es adaptarme al entorno, que por otra parte, resulta ser una de las principales características del ser humano. Y aunque parezca extraño, ya estoy resolviendo buena parte del problema.