Publicado el Deja un comentario

El efecto Reiki: por qué nada es gratis

Hace ya tiempo que vengo afirmando que en realidad nada es gratuito. Esto puede parecer una obviedad para muchas personas, y una falsedad para otras muchas. Pero a lo que yo me refiero es a su carencia de valor. Y tampoco me refiero a su carencia en cuanto que «valor de cambio», sino a su carencia de «valor de uso».

En otras palabras, lo que quiero decir es que nadie acepta jamás una lección gratis.

Partiendo de que la respuesta natural de la mente humana es siempre egocéntrica, ya que no somos racionales por naturaleza, la aceptación de una lección, o usando términos más comunes, de un producto o un servicio de forma gratuita, es decir, de forma que no exista ningún tipo de contraprestación, será completamente estéril. Será Infructuoso.

Sigue leyendo El efecto Reiki: por qué nada es gratis
Publicado el

Ser coherente y PCC

Uno nunca es coherente respecto a lo que piensa. Uno es coherente respecto a aquello en lo que cree. Mis pensamientos fluyen. Mis creencias no.

Cuando soy coherente lo que hago es mantener una posición respecto a una idea que ha dejado de fluir, quedando estática. Creo en ella.

Esto puede ser bueno o malo. Depende. Si nunca re-examino la idea estática (juicio crítico), estoy descartando alternativas que bien pudieran ser mejores. Caminos que pueden llevarme a lugares desconocidos e inexplorados (creatividad).

Al hacer ese descarte, provoco que mi pensamiento no fluya, y coarto la posibilidad de ampliar y profundizar en mi conciencia. Pero soy coherente…

«Cuanto más fluyan tus pensamientos, más contradicciones encontrarás. Y al tomar consciencia de ello, tu conciencia se expandirá. Serás una persona inmensa». Ser coherente es siempre un estadio temporal. Y si no lo es, acabará por ser peligroso.

Publicado el

Diario – 10 de Noviembre de 2020

«El mundo al que nos enfrentamos es una media ponderada entre nuestra actitud y las respuestas de nuestro entorno».

Las cosas nunca van a cambiar porque así lo quiera yo. Pero si yo no quiero que cambie nada, se van a quedar justo como están.

O podría ser incluso peor. Quizá mi inacción permita que las cosas resulten tal como los demás desean, mientras yo estoy mirando el paisaje. «El resultado final de algo es la suma de todas sus variables. Introduce la tuya.»

Publicado el

Construir las reglas

Cuanto mayor es nuestra capacidad para elaborar pensamientos complejos, mayor es la amplitud y profundidad de nuestra conciencia. De esta forma, la conciencia se expande tal como si del propio universo se tratase.

En ese proceso hay un punto, en el que comprendes que las reglas (que siempre son sociales, porque no las hay de ninguna otra clase) ya no te someten. Son sencillamente, una creación tuya. El éxito y el fracaso, por ejemplo, dejan de ser unidades de referencia para ti.

La construcción de reglas debe ser mutua, conjunta y constante. Las reglas pueden ser aceptadas, pero jamás impuestas. La imposición transforma la regla en norma. Y las normas se asumen, pero normalmente no se aceptan porque ya no es mi creación.

La clave de todo consiste en «permitir que la energía del pensamiento del otro sujeto fluya tanto como la mía». La construcción de mis propias reglas exige de mí, una empatía y humildad propias de una conciencia amplia y profunda. Por eso es tan importante nuestra capacidad para elaborar pensamientos complejos.

Los demás son esclavos de la costumbre porque ignoran la verdadera fe; aquel que la conoce vive en lo absoluto, fuera de la costumbre

Nosotros y los otros (Tzvetan Todorov)
Publicado el

Diario – 2 de Noviembre de 2020

Tener razón no es más que la sensación puntual de tener una certeza. Aceptar un argumento tan sólo porque evoca mis emociones es por defecto, un error. Asumir un discurso dominante, tan sólo porque encaja en mi sistema de referencias, es incluso peor. Es una estupidez.

«Emocionarse no es lo mismo que sentir. Lo primero es volátil, lo segundo es sólido como una roca».

Publicado el

Diario – 12 de Octubre de 2020

«Sentir Amor es el mayor acto de valentía que existe».

Cualquier persona sabe esconderse en el refugio de la indiferencia que nos aporta nuestro egocentrismo, porque esto no requiere ningún esfuerzo.

Si el amor es la fuente que genera el proceso evolutivo de la conciencia, en última instancia, mi evolución personal también es un acto de valentía. Pero además, como miembros de un grupo de una especie de primates, nuestra evolución es también contagiable, una vez se alcanzase el nivel necesario de masa crítica.

Por eso la actitud es tan importante.

Publicado el

Diario – 6 de Octubre de 2020

Entre el aprendizaje y la compresión existe una línea muy difusa pero tremendamente profunda. La diferencia más elemental entre ambos conceptos, es que los seres humanos nos pasamos la vida entera en un proceso constante de aprendizaje, pero algunos no llegan a comprender absolutamente nada, ni antes ni después.

«Y es que para comprender, hay que bajar primero y luego volver a subir».