Blog – Presunción y realidad

Tu Mirada

«Tu preciosa Mirada me enseñó a contemplar la Vida a través de las cosas…»

«Y así puedo sentir toda la Belleza de este mundo concentrada en tus maravillosos ojo

«Por eso no puedo dejar de mirarte. Por eso, todavía creo en mirarte a los ojos… una vez más. Para siempre»

(Cuento de Eva)

Diario – 26 de Abril de 2021

La simpleza no es sencillez. Y la complejidad no necesariamente es complicación. La mente simple ofrece pensamientos complicados. Sin embargo, el pensamiento complejo supone vivir con actitud de sencillez.

El pensamiento complicado de la mente simple, buscará su satisfacción en asuntos insustanciales. El pensamiento complejo de la mente sencilla, hallará su satisfacción en la esencia de las cosas.

Y en última instancia, no hay nada más sencillo que el Amor y la Belleza. Sólo la conciencia evolucionada de una mente sencilla, a través del pensamiento complejo, sabe que esto es cierto. Y sobre todo, coherente.

Diario – 20 de Abril de 2021

«Si realmente quieres conocer a alguien, presta mucha atención cuando escuches, no sólo a lo que diga, sino sobre todo a lo que omita. Ahí está la mayor parte de la verdad… Y cuando te creas capaz de conocer a alguien, entonces escucha tu propio silencio, y descubrirás tu mayor verdad»

Roberto A. López

Diario – 14 de Abril de 2021

El pensamiento complejo, o pensamiento crítico y creativo, te abre la puerta permanente al autoaprendizaje.

Entonces descubres la mayor ventaja de ser autodidacta. Puedes pensar, hacer y crear en absoluta libertad.

Es el pájaro que entra y sale de la jaula a voluntad.

Sólo prima la única verdad que merece la pena considerar, el amor por la vida.

Palabra

A veces pienso que necesitaría inventar una palabra nueva…

Una que fuese capaz de contener toda la Verdad…

Porque estoy totalmente convencido que «Amarla» no sería suficiente.

(Cuento de Eva)

Diario – 5 de Abril de 2021

Yo no estoy en contra de ningún tipo de ideología. Para nada. En absoluto.

Es sólo que para mí, son totalmente estériles, ya que el propósito es realmente “sentirme” feliz.

Es decir, equilibrado.

Pero si el propósito fuese “creerme” feliz, entonces igual sí que me servía alguna.

Pero no es el caso.

Las ideologías estancan mis pensamientos. Y, me mantienen en lucha interna.

Si no existe el equilibrio en la unidad, nunca va a existir el equilibrio en el conjunto.