«Jamás niegues aquello que, sin tener porqué haber sucedido, sin embargo, sucede».

Pero no creas por eso que la casualidad existe…