Existe una forma de saber si estás en el camino correcto.

«Si te dan la razón constantemente, es porque en realidad no la llevas».

Si todo el mundo piensa igual que tú… alguien se ha dejado algo sin hacer.