«El mundo está repleto de almas preciosas encerradas en las prisiones de su propio ego».