Esto de ser buena persona no es un mero apellido.

No es en plan… «Roberto es buena persona». No funciona así.

Alcanzar ese nivel de «excelencia» no depende de la valoración que los demás hagan de ti. Este es el problema. Puede parecer que sí, pero lo cierto es que no.

Es el Amor lo que lo mueve… pero antes necesitas sentir Paz.

Sí, así es. Sin Paz interior no hay Amor interior. Y ambas cosas viajan siempre desde dentro hacia afuera.

Cuando vayas a creerte tu apellido, pregúntate, ¿estás en paz con todas y cada una de las cosas de este mundo?

Si es que no, no pasa nada. Cuesta. Y mucho. Puede que toda la vida.

Pero ese no es tu apellido.